Proclamación del 21 de marzo como Día Mundial de la Poesía

QuéLeer

Durante su 30° reunión, en París en octubre-noviembre de 1999, la Conferencia general de la UNESCO decidió de proclamar el 21 de marzo, como Día mundial de la poesía. Tras haber analizado pormenorizadamente la situación de la poesía en este final de siglo, se enunciaron las consideraciones siguientes:

i) En el mundo contemporáneo hay necesidades insatisfechas en el terreno de la estética que puede atender la poesía en la medida en que se reconozca su papel social de comunicación intersubjetiva y siga siendo instrumento de despertar y de expresión de toma de conciencia.

ii) Existe desde hace veinte años un verdadero movimiento en pro de la poesía, habiéndose multiplicado las actividades poéticas en los distintos Estados Miembros , aumentado con ello el número de poetas.

iii) Se trata de una necesidad social que impulsa en particular a los jóvenes a volver a las fuentes constituyendo para ellos un medio…

Ver la entrada original 1.045 palabras más

Anuncios

Cultura promueve la poesía vía Twitter con el concurso “Descubre al poeta”

QuéLeer

El ministerio de Educación, Cultura y Deporte, a través del Observatorio de la Lectura y el Libro, promueve desde hoy en twitter el concurso “Descubre al poeta”, para conmemorar la celebración del Día Mundial de la Poesía 2015, el próximo 21 de marzo.

El Observatorio de la Lectura y el Libro invita a los usuarios de la red social a averiguar la identidad de un poeta con la ayuda de varias pistas con información sobre su vida y obra, que se ofrecerán en la cuenta @observalibro y con la etiqueta #descubrealpoeta.

Los internautas deberán enviar sus tuits con el nombre del poeta a la cuenta @observalibro, añadiendo la etiqueta #descubrealpoeta, desde el 12 hasta el 22 de marzo.

El ganador será elegido por sorteo el 23 de marzo entre todos los “tuiteros” que acierten el nombre del poeta, y recibirá un lote de libros de poesía.

FUENTE: es.noticias.yahoo.com

Ver la entrada original

Lloran y lloran los vidrios

Maravillosas palabras ….

PlumayLuz

Sotano

Lloran y lloran los vidrios
de las ventanas del alma,
porque el calor que guardaban
por las rendijas se escapa,

entre suspiros helados,
sobre huellas de pisadas
que la nieve va dejando
olvidadas tras mi espalda.

Ruedan y ruedan recuerdos,
de la mente se me escapan,
de la memoria que un día
llenaba de tus miradas,

porque hoy mis ojos se olvidan
de las cálidas mañanas
que perseguía tu sombra,
que tras tus pasos marchaba.

Sueñan y sueñan mis noches
con enamorar al alba,
con abrazarse a su luz,
con besar su boca blanca.

De los paseos en tardes
apenas me queda nada,
no encuentro aquellas caricias
que en mis bolsillos guardaba.

…Y así se enfría mi alma,
y mi recuerdo se apaga,
con la humedad del rocío
llorando en esas ventanas…

© 2015  J. I. Salmerón

Ver la entrada original

En la isla de la esperanza

CON MUCHO GARBO

The painter at work;

Su nombre era Guito. Guito para los amigos, también quizás el que recibió en su pila bautismal, aunque esta vez quizás fuese Guido.  Vivía en Pétionville, a las afueras de Puerto Príncipe, cerca de las montañas, un lugar elevado e ideal para soportar el calor del clima en la isla. Un lugar hermoso de ver por unas calles, no tanto en otras.  Nunca conocí a su familia; vivía solo en un pequeño cuarto que habría alquilado por cuatro chavos.  Era un chico amable, con la sonrisa siempre puesta, una sonrisa de aquellas que emanan inocencia. A pesar de los mil sinsabores que vivía, como los vivíamos casi todos, tenía el rostro siempre mostrando la antítesis de lo que era la realidad. Era educado y me hablaba algunas veces en Español, porque…. algún día iría a Guatemala; no sé exactamente porqué Guatemala, pero yo le escuchaba  hablar de ese país…

Ver la entrada original 1.051 palabras más

Esas veces

Nuestros días y noches, nuestras luchas y satisfacciones, en unos versos magníficos.

deslizia

PAU

Esas ocasiones en que te toca el turno y se te pasa la vez, pero decides volver a intentarlo con la esperanza de poder llegar.

Esas veces en que miras el G.P.S. y dices: ¡Va!. La vida no es ésto.

Esas mañanas de dolor de cabeza en las que te levantas y se te pasa todo al ver uno de esos amaneceres.

Esas veces en que no tienes combustible, pero, aun así, corres.

Esas ocasiones en que has resbalado treinta veces y cierras los ojos para andar entre los árboles. Y respiras. Y vuelves a resbalar. Y respiras.

Esas veces en que se te escapa la arena del reloj y encuentras un lugar donde tumbarte a la intemperie.

Ese instante en que te das cuenta de que no se trata solo del paso del tiempo sino de cómo lo transitas y abres las manos para coger algún minuto.

Esas…

Ver la entrada original 302 palabras más

Al ritmo del Vals

Con ritmo desgarrador, me gusta esa forma de describir el alma en ese preciso instante suyo y nada más que de él.

Y. J. Rivas

Bailando al ritmo de Vals pienso en lo divino de la soledad. La lluvia anuncia un fin inesperado y el amor de una nube pasajera se cierne sobre mi cabeza. Ilusiones maravillosas trazan el destino de un corazón sumido en el dolor. He aqui que te digo que no lloraré lágrima alguna por el desprecio y el fracaso porque ese es mi destino; el que espero al filo de una espada alrededor de fuegos vetustos, de alboradas mágicas, de cementerios llenos de flores en donde cada lápida encierra cada retazo de mi corazón. ¡Pero no lloraré!, no daré una lágrima más a la tierra que me sumerge en la amargura de la mortalidad.No daré lágrima alguna a las princesas mortales de los hombres.

Bajo las sombras de los antiguos árboles escucho el Vals y no aguanto las ganas de estar en la cima del mundo cuando cada lágrima recogida a lo largo de mis lentos…

Ver la entrada original 144 palabras más

hallazgos…

Esa forma de escribir palabras que me subyuga…

Narn i Dor-lómin

hallazgosAmor mío, mi amor, amor hallado…

Amor mío, mi amor, amor hallado
de pronto en la ostra de la muerte.
Quiero comer contigo, estar, amar contigo,
quiero tocarte, verte.

Me lo digo, lo dicen en mi cuerpo
los hilos de mi sangre acostumbrada,
lo dice este dolor y mis zapatos
y mi boca y mi almohada.

Te quiero, amor, amor absurdamente,
tontamente, perdido, iluminado,
soñando rosas e inventando estrellas
y diciéndote adiós yendo a tu lado.

Te quiero desde el poste de la esquina,
desde la alfombra de ese cuarto a solas,
en las sábanas tibias de tu cuerpo
donde se duerme  un agua de amapolas.

Cabellera del aire desvelado,
río de noche, platanar oscuro,
colmena ciega, amor desenterrado,

voy a seguir tus pasos hacia arriba,
de tus pies a tu muslo y tu costado.

Jaime Sabines

Ver la entrada original